Drones y Videovigilancia (II)

En nuestra entrada Drones y Videovigilancia (I) analizamos los requisitos a tener en cuenta para hacer volar un dron en materia de videovigilancia, respetando la normativa relativa a la protección de datos. En la presente entrada, profundizamos más en la aplicabilidad de la Instrucción 1/2006 de la Agencia Española de Protección de Datos y en el Reglamento Europeo de Protección de Datos (en adelante, GDPR).


¿Por qué resulta de aplicación la Instrucción 1/2006 y la jurisprudencia sobre videovigilancia?

Los requisitos explicado en la entrada Drones y Videovigilancia (I) resultan de aplicación en aras de lo establecido en la Instrucción 1/2006 de la Agencia Española de Protección de Datos en la que, en el ámbito objetivo de la aplicación de esta norma, no se definen los medios técnicos por los cuales tiene que ser captadas las imágenes, sino que en un acto de apertura de interpretación para los venideros avances tecnológicos, se definen en qué consisten los actos de captación de imágenes y el tratamiento que se les debe dar. No hay que olvidar que, literalmente, se recoge la posibilidad de ampliar el ámbito objetivo de aplicación de la Ley a todos aquellos medios análogos de captación de imágenes que permitan el tratamiento de imágenes (captación, grabación, transmisión, captación conservación y almacenamiento de imágenes).


¿Puede un dron cumplir con toda la normativa establecida en la Instrucción 1/2006 de la Agencia Española de Protección de datos?

Y la respuesta es depende. En primer lugar, deberíamos fijar si el dron vuela dentro del recinto, o fuera, como si fuera un sistema de videovigilancia aéreo que controla el sistema de acceso de los trabajadores o proteger las inmediaciones del recinto empresarial.

En caso de que el dron vuele dentro del recinto empresarial, no habría problema para que cumpliera con cada una de las estipulaciones establecidas dentro de la Instrucción 1/2006, aunque se debería ser muy escrupuloso con todas y cada una de las obligaciones establecidas en la normativa.

En cambio, si el dron se utiliza para ejercer las funciones de videovigilancia fuera del recinto empresarial, como decíamos, para el control de acceso o para proteger las inmediaciones o control de las instalaciones, no se puede cumplir la normativa al 100%.

¿Porqué? Pues a pesar de haber dicho que el ámbito de aplicación de la Instrucción 1/2006 se extiende también a cualquier supuesto de captación de imágenes análogas con finalidad de videovigilancia, cabe destacar que el legislador del 2006 que dio forma a la Instrucción que hoy nos ocupa poco podía imaginar que la videovigilancia se pudiera llevar a cabo sin videocámaras de carácter estático, es decir, con una ubicación fija y con un ángulo de captación de imágenes limitado, donde también entran en juego los ángulos muertos de visión.

Debido a las características técnicas que definen al dron, la idea del legislador ceñida en la protección del interés y el espacio público por cámaras estáticas y el mismo diseño del dron se contraponen, ya que pocas limitaciones técnicas de vuelo y de captación de imágenes se le pueden imponer.

En la actualidad, cabe destacar que las imágenes captadas por videovigilancia no tienen especial consideración en el GDPR, salvo las medidas especificadas para el resto de datos de carácter personal, y según su afectación a los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos de la Unión Europea. En cambio, el Proyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos en tramitación, habla, casi en los mismo términos que la Instrucción 1/2006 sobre los tratamientos que deben darse a las imágenes captadas por drones en funciones de videovigilancia. Como novedad, cabe destacar que el Proyecto de la nueva LOPD define cuándo el empleador podrá hacer tratamiento de las imágenes captadas a través de videovigilancia, y cómo interactúa la obligación de información al usuario sobre la instalación de este tipo de dispositivos, además de cómo afecta la ausencia de este deber en caso de la comisión de delitos flagrante.


¿Cuáles son los factores imprevisibles que pueden afectar a un dron fuera del recinto empresarial?

Para que un dron pueda sobrevolar la zona externa que desea videovigilar debe hacerlo bajo unas condiciones climatológicas favorables. La lluvia, pero sobretodo el viento, son factores que intervienen en la estabilidad de la aeronave, teniendo siempre en consideración las características técnicas de la aeronave, como son el peso y las dimensiones.

Es por ello que, aunque en días con una climatología favorable el uso del dron no resulte para nada desaconsejable, no se puede decir lo mismo durante los días de lluvia y viento fuerte, ya que las rachas de viento pueden hacer que el Dron cambie de posición y grabe zonas que, a priori, legalmente no están permitidas.

Sólo a través de la instalación de un GPS de alta precisión que se encargue de redireccionar el dron cada vez que sufra un agente externo desestabilizador se podrá cumplir con todas las previsiones legales que se establecen en la Instrucción 1/2006.


¿Qué solución se tiene prevista?

Por graciosa que pueda resultar la respuesta, los operadores jurídicos han preferido adaptar la realidad a la legislación, y no al revés, como se hace de costumbre.

¿Qué quiero decir con esto? Pues que tanto las instituciones europeas como el Grupo de Trabajo del Artículo 29 recomienda, y con ello esperan, que sean los propios fabricantes de los drones prevean que, desde el diseño del propio dron, se establezcan todas aquellas características técnicas que impidan incumplir con la normativa de protección de datos y que asegure, a su vez los derechos fundamentales al honor, a la propia imagen y a la intimidad.

Se trata, en otros palabras, de aplicar el principio del Privacy by Design.


Somos Homelaw

Homelaw cuenta con un equipo de profesionales comprometidos y especializados en Propiedad Intelectual e Industrial y en Derecho de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación, así como en el ámbito de la Protección de Datos y de la Prueba Electrónica.

Además, Homelaw se dedica a la práctica jurídica profesional del Derecho de Familia, Derecho Civil y el Derecho Laboral, contando con formación contínua en dichas materias.

Si tienes alguna cuestión legal o necesitas asesoramiento, no dudes en contactar con Homelaw.


No te pierdas nuestras entradas más recientes…

Si quieres estar al día de las novedades de Homelaw, no dudes en consultar nuestro Blog y nuestras Redes Sociales. Encontrarás las últimas novedades en el ámbito jurídico que afectan a nuestro día a día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s